Skip to main content
Loading...

Para Fundalectura es de sumo interés actualizar la información sobre la producción de literatura infantil y juvenil en Colombia y ponerla a disposición de quienes la estudian, de las familias, de los lectores y, por supuesto, de quienes forman lectores y actualizan los acervos de las bibliotecas del país en distintos ámbitos. De esta manera, Fundalectura responde a su misión, la de hacer de Colombia un país de lectores, por lo que trabaja en la difusión del libro infantil y juvenil y establece alianzas con distintas instituciones, nacionales e internacionales.


Este Catálogo de autores e ilustradores colombianos de literatura infantil y juvenil tiene como propósito no solo reunir la información sobre los creadores y sus obras, sino mantenerla actualizada, de ahí que optáramos por el formato digital. Este nos permite reflejar la actividad constante del Centro de Documentación de Fundalectura, que semana a semana reúne en comités de libros literarios e informativos a estudiosos de estos libros, para leer y valorar las últimas publicaciones y resaltar sus aciertos. Tradicionalmente, sus recomendaciones se reflejan en los listados de Libros Altamente Recomendados  que publicamos anualmente. La intención de este catálogo es recoger sus recomendaciones respecto a la producción del país y divulgarla a medida que se vaya dando. 


Para la selección de escritores e ilustradores partimos del trabajo de los comités e invitamos a los editores colombianos a que postularan a los creadores de LIJ presentes en sus fondos, considerando que es necesario destacar no solo a los autores e ilustradores de larga trayectoria, sino a quienes empiezan a llegar a este campo. Así, los lectores encontrarán los nombres de creadores de novelas gráficas, de cómics, de autores que iniciaron su carrera en el área de los libros digitales, al lado de aquellos ya consagrados.


Así, los principales criterios que guiaron esta selección de los autores  e ilustradores fueron:

  • Haber publicado al menos tres obras para niños y jóvenes.
  • Perfilarse como creadores con una voz propia y una mirada única.
  • Realizar propuestas de escritura e ilustración novedosas, atractivas, sobresalientes.
  • Tener reconocimientos por sus obras para públicos jóvenes.
  • Ser parte de algún catálogo, anuario o antología de literatura infantil y juvenil colombiana, a partir de la década de 1990.
  • Algunas tendencias a 2017

Planteamos la información compilada en este catálogo como un punto de partida para que los estudiosos de la literatura infantil y juvenil puedan realizar análisis exhaustivos sobre sus temas, estéticas, innovaciones y concepciones de los públicos a los que se dirigen. Sin embargo, este catálogo también es oportuno para los interesados en ofrecer LIJ creada en nuestro país a sus lectores. 


Vale la pena mencionar algunas tendencias que observamos en la compilación a octubre de 2017:

  • la tendencia a que cada vez más ilustradores se dediquen a escribir y crear sus propias obras.
  • la relación entre el centro y la periferia. Dentro del país, la producción editorial se concentra en Bogotá y Medellín, pero cada vez son más los autores e ilustradores que se abren camino en editoriales extranjeras.
  • la variedad de temas que se abordan, para distintas edades y en diversos formatos.
  • la creación de nuevos fondos editoriales. 
  • las nuevas generaciones de autores, especialmente de ilustradores, se mueven sin dificultades en el mundo transmedia. 
  • la ausencia las voces indígenas o afro en este catálogo. 

Para cerrar, es destacable cómo la participación de editoriales colombianas en ferias internacionales especializadas y la promoción de autores en listados internaciones como la Lista de Honor de IBBY (seleccionados por Fundalectura como sección colombiana de esa organización), los White Ravens (en la que son postulados por los editores) y otros eventos ha repercutido en la venta de derechos de obras colombianas en el extranjero y en la contratación de autores e ilustradores colombianos fuera del país. Por esto mismo, se incrementan las traducciones de LIJ colombiana cada vez más. También los reconocimientos a editoriales y obras, no solo en listados como el de los Altamente Recomendados de Fundalectura, sino en los Bologna Ragazzi, las distinciones de la Fundación Cuatrogatos y Los Mejores, del Banco del Libro de Venezuela, son cada vez más comunes.


Sobre la edición de este catálogo, vale la pena tener presente que:
destacamos solamente los premios y obras relacionadas con el campo de la LIJ.
en los listados de publicaciones se seleccionó únicamente la última edición de cada libro. 
Agradecemos la inmensa generosidad tanto de las editoriales como de los escritores e ilustradores que nos brindaron la información con la que construimos este catálogo. A nuestros lectores, les invitamos a visitar nuestro Centro de Documentación, donde pueden leer estas obras, informarse sobre los autores y encontrar apoyo en sus reflexiones sobre la lectura, las bibliotecas y los libros dirigidos a la primera infancia, los niños y los jóvenes.